Aprende a comer bien

Archivo de la categoría: bebidas

agua

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal lleváis el verano? ¡Espero que genial!

Antes que nada pedir disculpas por mi larga ausencia pero el mes de Julio fue de locos con los últimos exámenes y entregas del máster. No obstante, hasta septiembre sigo liada con el proyecto pero ya lo tengo más adelantado por lo que me he obligado a volver a la carga 🙂 .

Hoy os traigo un tema del que (otra vez) seguramente ya habréis oído o leído un montón de cosas pero que es clave, la hidratación. Es de gran importancia siempre pero, en verano con estas temperaturas, adquiere más relevancia, si cabe.

Todos sabéis que mantenerse correctamente hidratado es muy importante debido a que contribuye a mantener un correcto funcionamiento de los procesos fisiológicos del organismo. El agua es el medio en el que se producen todas las reacciones y los procesos del organismo por tanto, una falta de ésta puede alterarlos.

Está claro que, cuando hablamos de hidratación lo primero que se nos viene a la cabeza es el agua que bebemos. No obstante, también ingerimos agua a través de los alimentos que forman parte de nuestra dieta. Una alimentación rica en frutas y verduras resulta muy hidratante, y el consumo de leche también contribuye. Aun así sí, el agua de bebida supone alrededor del 80% del agua total diaria. A todos os sonará la recomendación de 2L de agua al día. Este dato hace referencia a un adulto medio. ¿Por qué os digo esto? Pues porque, como ya os imaginaréis, la recomendaciones están sujetas a variaciones producidas por la influencia de factores como la edad, la existencia de situaciones fisiológicas especiales (embarazo, lactancia, patologías, ect.), el nivel de actividad física, la climatología, etc. Por ejemplo, una persona que realice una actividad diaria que le suponga mucha pérdida hídrica por sudoración, deberá prestar más atención al aporte de líquidos para evitar que surjan problemas.

En la época del año en la que nos encontramos, las necesidades relativas a la hidratación se ven incrementadas para todos nosotros. No obstante, en personas mayores y niños es muy importante su vigilancia. Los ancianos perciben en menor medida la sensación de sed por lo que hay que garantizar que ingieran líquidos sin dejar pasar mucho tiempo entre tomas.

En el caso de los deportistas hay que suministar, complementariamente al aporte de líquido, sales minerales que repongan aquellas que se pierden a causa de una sudoración elevada (más elevada que en condiciones normales de reposo).

El agua, los zumos, las infusiones, los caldos, el gazpacho, los refrescos, etc… son formas de ingerir líquidos diariamente aunque unas son más recomendables que otras. Los refrescos y los zumos comerciales contienen grandes proporciones de azúcares simples por lo que se debe moderar su consumo. El gazpacho y los zumos de frutas naturales, además de refrescantes, aportan grandes cantidades de vitaminas y minerales que reportan grandes beneficios a nuestro organismo.

Por todo esto, aseguraos de tener a mano una botella de agua mineral cuando vayáis a trabajar, a la playa o a la piscina y alguna bebida isotónica si vais a practicar algún deporte. ¡No se adelgaza más por sudar más y beber menos!

¡Espero que paséis una gran tarde de sol, playa y amigos! ¡Es viernes y… HAY QUE CELEBRARLO!

Yo vuelvo el lunes (Si no hay ningún imprevisto 🙂 )

¡Gracias por vuestra visita y comentarios!

Anuncios

mmm-cerveza

 

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal habéis empezado lo que ya podemos llamar fin de semana?

Hoy, mientras le daba vueltas lo que podía contaros he pensado: ¿Qué mejor tema para un viernes que la cerveza? Así que, aquí os la traigo. Empecemos.

La cerveza es una bebida a base de cebada fermentada por una levadura llamada Saccharomyces cerevisiae (la misma que para la producción del pan), cuyo consumo se ha enmarcado dentro de patrón alimentario de la Dieta Mediterránea (clásicamente entendido) y al cual se le atribuyen múltiples efectos beneficiosos sobre el organismo.

Lo primero sobre lo que quiero incidir es que todos los efectos positivos sobre los que voy a hablaros hacen referencia a un consumo moderado de cerveza (con alcohol, claro, la sin es “libre”), nunca debiendo usarse para justificar un consumo desmesurado de esta bebida.

Por un lado, deciros que la cerveza es rica tanto en vitaminas como en minerales. En cuanto a las vitaminas, las más abundantes son las del complejo B como, por ejemplo, tiamina (B1), riboflavina (B2), ácido pantoténico (B5), ácido fólico (B9) y derivados (folatos), etc…  El ácido fólico es el más abundante y, además, cumple funciones tan necesarias para nuestro organismo como el mantenimiento de la vida celular,  el crecimiento y la formación de nuevos tejidos, y la reducción de factores de riesgo de enfermedades cardiovaculares. En lo referente a los minerales, deciros que la cerveza contiene minerales como el silicio (favorece los procesos de formación ósea), magnesio, potasio y sodio. Este contenido en minerales, junto con su contenido en maltodextrinas naturales (hidratos de carbono de absorción lenta que ayudan a evitar bajadas y subidas de glucosa en sangre), hace que sea una bebida idónea para la reposición de sales minerales y azúcares tras la práctica de ejercicio físico. ¿Os habéis fijado que ahora la ofrecen en las carreras populares, maratones, etc.?

Es una bebida baja en calorías por lo que rompe con la concepción típica de la “curva de la felicidad”; su variedad con alcohol contiene unas 45 kcal/100 ml y la “sin” contiene unas 17 kcal/100 ml (la horchata de chufa 70 kcal/100 ml, la leche entera 62 kcal/ml, el zumo de piña 48 kcal/100 ml, etc.). Además, contiene fibra soluble que ayuda a combatir tanto el estreñimiento como la hipercolesterolemia (altos niveles de colesterol en sangre) y polifenoles (antioxidantes naturales) que protegen contra enfermedades cardiovasculares y reducen los procesos oxidativos responsables del envejecimiento y deterioro del organismo.

Y llegamos al tema espinoso, el alcohol etílico. Siempre y cuando hablemos de individuos adultos y sanos, un consumo moderado de cerveza con alcohol (por su efecto vasodilatador), puede llevar a diferentes beneficios sobre el organismo: reduce en torno a un 40% el riesgo de padecer angina de pecho o infarto, disminuye la incidencia de patologías como la hipertensión arterial o la diabetes y aumenta los niveles de colesterol “bueno” (HDL, ¿os acordáis?).

Por último, os dejo una imagen de la pirámide de la alimentación saludable en la que se contempla el consumo moderado de bebidas fermentadas (cerveza y vino) junto con otros factores tan importantes como el consumo de hidratos complejos, frutas y verduras, la práctica de ejercicio físico y una buena hidratación. ¡Ah! y el link de una página web dedicada a la cerveza donde podréis ampliar información si os apetece.

Copia de img_piram

Espero que os haya resultado interesante la entrada de hoy. ¿Os tomaréis una cerveza a mi salud?

¡Muchas gracias por vuestra visita! ¡Nos leemos el lunes! ¡Buen fin de semana!



El rincón de floricienta

La vida no es más que estúpidos momentos de compleja irrealidad.

Nutritional Coaching

blog de nutrición, formación nutricional, cursos, artículos

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

DINUT Dietista-Nutricionista

Dieta personalizada: pérdida de peso, nutrición clínica y deportiva. Consulta en Barcelona y Mataró

BLOG SOBRE ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN DEL HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE VALENCIA

La Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario de Valencia

21 Inspiraciones

Para una vida plena y saludable

blogalimentosinocuos

The greatest WordPress.com site in all the land!

Trendy Taste

Fashion Blog by Natalia Cabezas

¿Cómo Como?

Dietista-Nutricionista en Badajoz

Mi dieta cojea

(Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia) por un Dietista-Nutricionista

AEDN informa

Aprende a comer bien