alimentos-ricos-hierro

¡Hola a tod@s!

¿Qué tal? ¿Cómo lleváis la semana? Espero que no esté haciéndose demasiado pesada después de los días de vacaciones.

Yo, tal y como dejé pendiente tras el anterior post, vengo con el objetivo de proporcionaros algo de información relativa al hierro, uno de los minerales más conocidos pero cuya deficiencia es una de las más prevalentes.

El hierro, es un mineral muy importante para el funcionamiento del organismo ya que hace posible que el oxigeno que respiramos se distribuya a lo largo de todos los tejidos. Forma parte tanto de la hemoglobina presente en los glóbulos rojos (células sanguíneas) como de la mioglobina (tejido muscular), encargadas de fijar y distribuir el oxigeno siendo posible que éste llegue a todas las células del cuerpo. Además, también forma parte de numerosos enzimas involucrados en diferentes procesos metabólicos y fisiológicos.

Podemos ingerir hierro consumiendo alimentos como carnes y pescados, huevos, legumbres y vegetales de hoja verde como las espinacas.

La absorción intestinal del hierro no es muy abundante y, además, el procedente de alimentos de origen vegetal se absorbe peor que aquel obtenido a partir de alimentos de origen animal. No obstante, existen “estrategias” dietéticas para corregir esto. ¿No habéis oído nunca lo de echar un chorrito de limón o vinagre a las lentejas? ¿Y lo de comer una naranja de postre el día que comemos espinacas? Seguro que sí. Esto es porque, en presencia de un ácido, el hierro se transforma en su forma más fácilmente absorbible.

Las deficiencias de hierro y las patologías asociadas (anemias), pueden producirse por una baja ingesta dietética así como por una deficiente absorción que puede venir asociada a algún problema subyacente. Siempre que no haya alguna causa de mayor gravedad, con una adecuada pauta alimentaria y, en el caso de que sea necesario, la administración de suplementación, tiene muy buen pronóstico y los niveles adecuados de hierro se recuperan en poco tiempo.

De todas maneras, retomaré el tema de la anemia en otro post en el que os pueda incluir información más concreta, pudiendo hablar también de los diferentes tipos que existen y a qué se debe cada una.

¡Espero que os haya parecido interesante el post de hoy! ¡Acabad de pasar un buen día! ¡Nos leemos mañana!

Anuncios