Aprende a comer bien

Archivo mensual: febrero 2013

vitaminas_minerales2

 

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal va el inicio de semana?

Yo hoy vuelvo con un tema que suele resultar de gran interés: los micronutrientes, donde se engloban tanto las vitaminas como los minerales. Se trata de sustancias que, aunque en pequeñas cantidades, son esenciales para el organismo (éste no las sintetiza por lo que se requiere su aporte externo) debiendo ingerirse deseablemente a través de una dieta completa y equilibrada, en cantidades suficientes y adecuadas. Además, son imprescindibles para un correcto funcionamiento del organismo, regulando todos los procesos implicados en éste (como por ejemplo el metabolismo, la inmunidad y el crecimiento).

Hablando de vitaminas, ya hemos repasado alguna de las más famosas, como la vitamina C (con propiedades antioxidantes), en posts anteriores. Poco a poco iremos repasando todas las que existen, centrándonos en aquellos alimentos a partir de los cuales las podemos obtener y en los efectos beneficiosos que producen sobre nuestro organismo. Aunque todos los alimentos, mayoritariamente frutas y verduras, aporten vitaminas en mayor o menor cantidad, ninguno aporta todas las necesaria por si sólo, siendo indispensable la combinación de diferentes grupos de alimentos (propia de una dieta variada) para la obtención de un perfil vitamínico ideal. Además, los alimentos deben consumirse lo más frescos posibles para que el aprovechamiento sea máximo.

En el caso de los minerales, el aporte se encuentra más ampliamente distribuido obteniendo cada uno de ellos a partir de una gran diversidad de alimentos. Por ejemplo, el calcio lo ingerimos a partir de productos lácteos, de verduras de hoja verde y de pescados como las sardinas.  El hierro, por su parte, se encuentra en carnes, huevos, legumbres y vegetales como las espinacas, aunque el procedente de alimentos de origen animal es más asimilable.

Para finalizar con la introducción a este tema sólo quiero que entendáis que, aunque es muy conocida y utilizada la suplementación de vitaminas y minerales, ésta no resulta necesaria si, como hemos visto, nos alimentamos de manera equilibrada, completa y racional. No obstante, en momentos en lo que impera la necesidad de reponer minerales o vitaminas como parte de la estrategia para mejorar un determinado cuadro patológico, se recurrirá a ella combinándola con consejos dietéticos adecuados.

Os dejo que “rumiéis” esto y mañana empezamos con el hierro.

¡Muchas gracias por pasaros! ¡Acabad de pasar un buen día!

Anuncios

stevia1

 

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal ha ido el fin de semana? ¿Y el lunes, cómo lo habéis empezado?

Hoy quiero hablaros de algo que algunos conoceréis y otros no, la Stevia. Se trata de una planta las hojas de la cual pueden consumirse en infusión y a la que se le han atribuido, a través de diversos estudios, diferentes propiedades beneficiosas.

De las hojas de la Stevia (que son dulces, hasta 30 veces más que el azúcar común) se extrae un tipo de edulcorante que, además de aportar pocas o ninguna caloría y de ser unas 200 veces más dulce que el azúcar común, poseen un índice glucémico bajo por lo que no producen aumento de glucosa en sangre tras su ingesta. Esto hace que sea recomendable para pacientes diabéticos que necesiten una fuente edulcorante alternativa que no tenga tanto impacto sobre la concentración de glucosa sanguínea y, por tanto, en su salud.

No obstante, a esta especie vegetal no sólo se le atribuye esta propiedad sino que se ha demostrado que ejerce efectos antiinflamatorios, antioxidantes y anticancerígenos. Todas sus características siguen bajo investigación científica y cada vez hay más datos al respecto.

Puede adquirirse para plantarla en casa y tenerla a mano para prepararnos una infusión (a la que no necesitaremos añadir ni azucar, ni sacarina, ni miel 😉 ) que nos reportará una buena inyección natural de salud.

Seguiré ampliando la información sobre este complemento natural y sus beneficios.

¿Qué opináis sobre esta planta? ¿Habíais oído hablar de ella antes?

¡Muchas gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!


comida_prohibida¡Hola a tod@s! ¿Qué tal lleváis el día? Parecía que ya no fuese a actualizar hoy, ¿eh? 😉

Para empezar con el post de hoy responderé a la pregunta que formulaba en el título del mismo. ¿Hay alimentos permitidos y alimentos prohibidos a la hora de realizar una dieta? Mi respuesta es NO.

Pensaréis que se trata de una respuesta un tanto tajante pero, en mi opinión, lo de clasificar los alimentos en permitidos o prohibidos también lo es. ¿Por qué? Pues por la simple razón de que no se deben de erradicar determinados alimentos de nuestra dieta sino que es más apropiado que conozcamos con qué frecuencia es más recomendable que consumamos unos u otros. Hay alimentos (como frutas y verduras) cuya frecuencia de consumo deseable es diaria y otros (como bollería, dulces y embutidos) que deben de reservarse para ocasiones puntuales, siendo consumidos esporádicamente. Pero pudiendo consumirse. Eso sí… cuando se trata de limitar o reducir la ingesta de un determinado tipo de alimento debe de explicársele a la persona en cuestión el motivo, sin recurrir al tan socorrido para algunos <<eso engorda>>. Resulta que “todo engorda”, todos los alimentos aportan energía y nutrientes, la clave está en la cantidad, la frecuencia en que los consumimos y en qué medida utilizamos el total de las calorías que recibimos de ellos mediante la realización de actividad física.

Como ya os he dicho alguna otra vez (espero no estar poniéndome demasiado pesada J) todo consiste en encontrar un equilibrio. Por eso, a todos los que estéis realizando una dieta o que estéis prestando un poco más de atención a vuestra alimentación, deciros que no hay verdades universales ni inamovibles. Si durante vuestro día a día cuidáis vuestra dieta, ¿por qué no darnos alguna licencia el fin de semana o en fechas especiales? Eso sí, con moderación y eligiendo en qué comidas vamos a “pasarnos” para poder compensar con el resto.

(Por supuesto me estoy refiriendo a aquellos casos en los que no exista, a como consecuencia de una alergia, de una intolerancia o de una patología, la necesidad de retirar algún alimento para favorecer la salud del paciente. Estas situaciones especiales iremos tratándolas poco a poco).

Espero que el consejo os venga bien ahora que ya estamos entrando de lleno en el fin de semana.

¡Gracias por vuestra visita! ¡Pasad un buen finde! ¡Nos “vemos” el lunes!


get-hamburguesa

¡Hola a tod@s! ¿Cómo va la cosa?

Tras una larga ausencia por causas varias, aquí vuelvo motivada para que hablemos sobre todo lo que acontece en relación con la alimentación y la nutrición. Ahora sí, con una mejor organización para que (excepto en casos de fuerza mayor) no falte la actualización de cada día.

Supongo que estaréis al tanto (se ha hablado de ello tanto en informativos como en periódicos y revistas) sobre la reciente polémica que ha surgido en torno al hecho de que se haya detectado material genético de caballo en hamburguesas que, en principio, eran de ternera. A partir de esto, lógicamente se deduce que aquellas hamburguesas que se comercializaban como 100% carne de vacuno eran en realidad mezclas de carnes de diferentes animales.

La alarma saltó en Irlanda donde la FSAI (Autoridad Irlandesa de Seguridad Alimentaria) informó sobre que se había detectado ADN de animales diferentes a la vaca en determinadas muestras.

Realmente el “problema” planteado es más bien simple… ¿por qué? Pues porque, realmente, no pasa nada. Es decir, no existe ningún riesgo para la salud derivado del consumo de la carne del caballo, de hecho, este animal se consume como alimento de manera independiente y no hay ningún problema.

Vale, ¿entonces por qué tanto revuelo? Bueno, según explica la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) se trata de un fraude de cara a los consumidores ya que no se recibe aquello que realmente se compra. Me explico mejor, si nosotros compramos unas hamburguesas como 100% de vacuno, el hecho de que lleve carne procedente de algún otro animal diferente ya se considera un engaño. Es por esto que cobra tanta importancia que los fabricantes reflejen fielmente la composición del producto en el etiquetado para evitar “malos entendidos”.

No obstante, y como recomendación, os diré que la mejor manera de consumir y de estar seguro de la composición de (en este caso) las hamburguesas es acudir a nuestra carnicería de confianza, comprar la carne picada a nuestro gusto (mezclada o no) y elaborar nuestras hamburguesas en casa. Así seguro que sabemos lo que llevan, ¿no creéis?

¿Qué opináis sobre este tema? ¿Influyen mucho en vuestro consumo aquellas publicaciones relativas a algún alimento concreto?

¡Muchas gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!



El rincón de floricienta

La vida no es más que estúpidos momentos de compleja irrealidad.

Nutritional Coaching

blog de nutrición, formación nutricional, cursos, artículos

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

DINUT Dietista-Nutricionista

Dieta personalizada: pérdida de peso, nutrición clínica y deportiva. Consulta en Barcelona y Mataró

BLOG SOBRE ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN DEL HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE VALENCIA

La Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario de Valencia

21 Inspiraciones

Para una vida plena y saludable

blogalimentosinocuos

The greatest WordPress.com site in all the land!

Trendy Taste

Fashion Blog by Natalia Cabezas

¿Cómo Como?

Dietista-Nutricionista en Badajoz

Mi dieta cojea

(Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia) por un Dietista-Nutricionista

AEDN informa

Aprende a comer bien