¡Hola a tod@s! ¿Cómo lleváis el día?

Hoy vuelvo a una hora más razonable para hablaros sobre los refrescos, bebidas refrescantes generalmente azucaradas que pueden ser con o sin gas. Todos conocemos estas bebidas y las hemos consumido alguna vez, el problema reside en la frecuencia en que lo hacemos. ¿Por qué? Pues debido a que contienen altos niveles de azucares simples (alta densidad calórica) que, al suponer un aporte extra sobre nuestras necesidades, no son utilizados por el organismo y acaban almacenándose contribuyendo a empeorar cuadros patológicos tales como la diabetes o la obesidad (hablando de un consumo habitual).

Lo que sí que debe de quedar claro es que, bajo ningún concepto, los refrescos deben sustituir al agua como bebida fundamental para la hidratación diaria, por lo que se debe de hacer un esfuerzo (nunca de un día para otro) por intentar modificar este hábito. El objetivo es que, aquellas personas que los consuman como bebida en las comidas, vayan intercambiándolos progresivamente por agua, dejando éstas para otros momentos como los fines de semana o las reuniones con familia y amigos.

De todas formas, cada vez más empresas dedicadas al sector de las bebidas refrescantes están lanzando versiones de sus productos clásicos con menor cantidad de azúcares, siguiendo la demanda que supone una mayor preocupación por aquello que ingerimos y sus efectos, aunque no por ello son más aceptables a la hora de consumirse como base de la hidratación a diario. Estas variantes permiten el consumo (no deja de recomendarse que sea puntual) por grupos de población más susceptibles (diabéticos, personas con sobrepeso u obesidad, población infantil, etc.).

Por último, recordaros la iniciativa neoyorkina de suprimir los tamaños gigantes de bebidas azucaradas como mecanismo para reducir su consumo e intentar introducir cambios en los hábitos de la población, sobre la cual pesa una gran prevalencia de sobrepeso y obesidad. Aquí os dejo un link donde encontraréis una noticia al respecto y una encuesta en la que me podéis contar con qué frecuencia consumís este tipo de productos.

¡Muchas gracias por vuestra visita! ¡Pasad un gran fin de semana!

Anuncios