Aprende a comer bien

Archivo mensual: noviembre 2012

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal?

Hoy os dejo con una entrada corta pero muy interesante sobre la nutrigenómica. Os dejo este artículo que salió publicado ayer y que habla de la personalización de las recomendaciones dietéticas como una herramienta a desarrollar en el marco de mejorar el pronóstico de determinadas patologías.

Este es, posiblemente, uno de los campos más en auge de la nutrición y también de los más técnicos, ya que hace referencia a la relación entre las bases moleculares de determinadas patologías crónicas (diabetes, obesidad, arteroesclerosis, etc.) y los nutrientes contenidos en los diferentes alimentos.

Espero que os resulte interesante esta información que iremos ampliando poco a poco.

Esto es todo por hoy, ¡muchas gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!


¡Buenos días a tod@s! ¿Qué tal lleváis la semana?

Hoy os traigo otro tema de gran interés, las grasas. Era el macronutriente que nos faltaba por repasar y aquí os lo traigo.

Se trata del nutriente más energético ya que aportan 9 Kcal por cada gramo. No obstante, como os he comentado anteriormente, no es el principal combustible de nuestro organismo y de ahí que “nos cueste tanto” quemarlas. No obstante son necesarias ya que existen ácidos grasos esenciales (no los fabrica nuestro organismo) que sólo pueden aportarse a través de la dieta. Además de la energética, las grasas cumplen funciones estructurales, protectoras y de aislamiento.

Podemos ingerirlas tanto a través de alimentos de origen animal (carnes, pescados, huevos y productos lácteos) como de alimentos de origen vegetal (semillas, frutos secos, frutos como el aguacate y aceites vegetales), siendo diferentes sus propiedades.

Los alimentos como las carnes, los huevos y los lácteos aportan sobretodo grasas saturadas y colesterol, que aumentan los niveles de LDL (“colesterol malo”) siendo recomendable un consumo moderado. Éstas también las encontramos en los aceites vegetales de coco y de palma, frecuentemente utilizados para la elaboración de bollería industrial. Por otro lado, el pescado (el azul es el más graso) contiene grasas insaturadas, grasas cardiosaludables, tales como el Omega 3, que aumentan los niveles de HDL (“colesterol bueno”) contribuyendo al control del colesterol.

De las fuentes vegetales como los aceites de oliva y girasol, del maíz o el aguacate, también obtenemos grasas insaturadas (mono y poliinsaturadas) por lo que son beneficiosas (ojo, siempre dentro de unos niveles lógicos) para nuestro sistema cardiovascular.

Obviamente, será deseable introducir en nuestra dieta mayor proporción de pescados, productos lácteos con bajo contenido en grasas y grasas de origen vegetal como el aceite de oliva. De esta manera estaremos asegurando la ingesta recomendada de grasas eligiendo aquellas que más favorecen a nuestro organismo.

Seguiré con este tema en posts sucesivos y os hablaré de las famosas grasas trans e hidrogenadas. Hoy quería daros una visión de conjunto.

Esto es todo por hoy, ¡Muchas gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!


¡Buenos días! ¿Cómo lleváis la mañana?

Tal y como os dije ayer, primer post sobre mitos y leyendas nutricionales. Hoy hablaremos sobre el mito que hace ya tiempo surgió alrededor de un producto que todos conocéis, el Actimel.

El Actimel es un alimento lácteo que contiene, además de los fermentos propios de un yogur normal, uno aislado (ojo, no creado) y patentado esclusivamente por Danone: el L-Casei DN-114 001 (a todos os suena el L-Casei, ¿verdad?). Se trata de un alimento probiótico, es decir, que aporta microorganismos vivos que cooperarán con la flora bacteriana autóctona de nuestro sistema digestivo. ¿En qué nos ayudan? Pues principalmente reforzando la barrera de defensa intestinal, gran componente protector del sistema immune. 

La cuestión es que seguro que a más de uno os ha llegado alguna vez un correo electrónico en cadena (en el que se nos pide que la continuemos) donde se nos relataba información sobre los efectos negativos de consumir habitualmente este producto. La afirmación más significativa que nos podemos encontrar es la de que el L-Casei es producido por nuestro organismo y que, al aportarlo de manera externa, éste “pierde la memoria” de como hacerlo. Realmente, nuestro cuerpo no sintetiza microorganismos, la flora propia de nuestro organismo (intestinal, cutánea, etc.) nos coloniza al poco tiempo de nacer, por lo que el aportar algún tipo paralelo de microorganismo no supone que se interrumpan los procesos normales.

Una de las cosas que si que podríamos preguntarnos es si es posible que estos L-Casei compitan con nuestra flora intestinal normal llegando a sustituirla. Bien, pues hay estudios que se han encargado de analizar el contenido bacteriano en muestras de heces de individuos que consumen este producto, hallando que lo que encontramos son L-Casei por lo que no se fijan y son expulsadas, después de ejercer su función, fuera de nuestro cuerpo.

Por último, aquí y aquí, os dejo los documentos científicos emitidos tanto por Danone como por la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (AEDN), elaborados para desmentir este falso mito. En el de la AEDN se confirman o desmienten las afirmaciones más llamativas del correo electrónico del que os he hablado.

¿Habíais oído hablar de esto? ¿Habíais recibido este correo? Si es así, ¿os había influido a la hora de consumir este producto? Dejad un comentario y contadme vuestra experiencia.

Esto es todo por hoy, ¡Muchísimas gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!


¡Buenos días a tod@s! ¿Cómo lleváis el día?

Según anunciaba ayer en Facebook, quiero aprovechar el post de hoy para empezar una sección sobre los mitos y las leyendas nutricionales que se crean y difunden fundamentalmente a través de la red. Internet es una gran herramienta que permite a la información llegar a cualquier lugar en cualquier momento. El problema es que no siempre esta información disponible pasa por los filtros adecuados para su control y confirmación. Es por ello que surgen infinidad de  afirmaciones falsas o “no del todo ciertas” relativas a cualquier temática.

Obviamente, los temas que más interés suscitan son los más propensos a sufrir la aparición de información falsa, entre ellos todo lo relacionado con la alimentación, la nutrición y la salud.

Seguro que todos habréis oído o leído alguno de los mitos de los que hablaremos como, por ejemplo, los relacionados con el Actimel, con los números en la parte inferior de los bricks de leche o con los diferentes nutrientes de nuestra alimentación. Pueden haber llegado a vosotros a través de e-mails en cadena, de redes sociales o, lo que es más grave, de páginas web o publicaciones supuestamente respaldadas por personas especializadas. Es por esto que quiero utilizar un apartado del blog para, en la medida que me sea posible, trasladaros toda la información veraz al respecto ya que creerse todo lo que encontramos en la red puede, además de desconcertarnos, no ser beneficioso.

Con todo esto, os insto a ser críticos con la información que os encontréis y a contrastarla con aquellos especialistas o entendidos que os inspiren más confianza. Además, no quiero acabar sin ofrecerme para resolver vuestras dudas sobre cualquier tema relacionado con la alimentación y la nutrición.

Nos vemos mañana con el primer post de este nuevo apartado: lo verdadero y lo falso sobre el Actimel.

¡Muchas gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!


 

¡Hola a tod@s! ¿Cómo ha ido el fin de semana?

Llevaba algunos días sin actualizar el blog por diferentes motivos pero esta semana prometo cumplir :).

Hoy vuelvo con el objetivo de remarcar la gran importancia que tiene el desayuno, la primera comida del día. El hecho de ingerir la cantidad y la combinación adecuada de alimentos nada más empezar el día es clave a la hora de asegurarnos un perfecto funcionamiento y rendimiento a lo largo de todo el día. No importa si estudias, trabajas o si realizas cualquier otra actividad a primera hora, es necesario un aporte energético individualmente determinado para permitir un desarrollo óptimo de tus quehaceres.

Un desayuno equilibrado y nutritivo debe, igual que el resto de comidas diarias, mantener una proporción adecuada (según las necesidades personales de cada uno) entre los diferentes nutrientes. Dentro de este requisito, podemos enmarcar muchas opciones que contribuyan, además, a ofrecernos una más amplia variedad.

En el desayuno debemos de ingerir hidratos en forma de pan, cereales, galletas, biscotes, bollería (esta última opción ocasionalmente y, preferiblemente, casera), que nos “inyectarán” esa dosis de energía necesaria para arrancar el día. También debemos de introducir alguna fruta, zumo (que nos aportará vitaminas y fibra; mejor si aprovechamos aquellas frutas de temporada) o mermelada. No menos importante son los lácteos, en la variedad que prefiráis, además siempre podemos acompañar la leche con café (en mi caso es más que necesario 🙂 ). Por último, podemos introducir alguna grasa como el aceite de oliva, margarina o mantequilla.

Sé que muchos pensaréis o diréis que por la mañana, nada más levantaros, no os apetece comer demasiado o que no os sienta muy bien. Lo entiendo, aunque no está de más, dentro del marco de cambio de hábitos, empezar poco a poco a realizar una ingesta cada vez más adecuada.

Existen infinidad de combinaciones diferentes que intentaré ir ilustrando con fotos propias y, de esta manera, poder ir dándoos más ideas.

¡Muchas gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!


¡Hola chic@s! ¿Cómo ha ido el día?

Hoy, 14 de noviembre, es el día mundial de la Diabetes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de la Diabetes son las encargadas de promover esta jornada que se utiliza para generar mayor conciencia del problema que esta patología supone, del aumento descontrolado que está experimentando y de las medidas a tomar para poder evitarla o controlarla.

La diabetes es una enfermedad crónica que se manifiesta cuando el páncreas no segrega insulina suficiente (necesidad de inyectarse insulina) o cuando el organismo no es capaz de hacer un uso eficaz de la que se produce. La insulina es una hormona que se encarga de regular las concentraciones de glucosa en sangre (promueve que sea captada por los tejidos muscular y hepático), por lo que su desequilibrio funcional (diabetes no controlada) provoca hiperglucemia (aumento de la concentración de glucosa en sangre por encima de lo aceptable). Con el tiempo esto puede dañar muchos órganos como el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios.

¿Cómo empezar a sospechar? Cuando se está evolucionando hacia este estado patológico, lo primero que se desestabiliza es la tolerancia a la glucosa y la glucemia en ayunas, parámetros observables en una analítica sanguínea rutinaria.

Está demostrado que sencillas medidas relacionadas con el estilo de vida son cruciales para prevenir o retrasar la aparición de los primeros estadios de la diabetes. Debe mantenerse un peso corporal adecuado, realizar ejercicio físico regularmente, llevar una dieta equilibrada y saludable y evitar el consumo de tabaco ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Por tanto, debemos de mantener unos hábitos de vida saludables que, entre otras cosas, nos ayuden a “mantener a raya” esta patología. No obstante, si ésta aparece, tiene un buen pronóstico con la administración de tratamiento tanto farmacológico (insulina) como dietético (control raciones hidratos de carbono, son los que pasan a glucosa, ingeridas al día).

Por último, y aunque trataré este tema con más detenimiente, aquí os dejo el link de la OMS para que, aquellos que estéis interesados, podáis encontrar información adicional.

Espero que la entrada haya sido de vuestro interés y… ¡Gracias por vuestra visita! ¡Hasta mañana!


 

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal habéis pasado el día?

Hoy vengo con el objetivo de trasladaros todos los beneficios que nos aporta el consumo de legumbres. Las he enmarcado dentro del contexto de una alimentación cardiosaludable debido a que ayudan a la regulación del colesterol.

Repasando la composición natural de las legumbres, encontramos una gran variedad de compuestos que tienen un efecto positivo en cuanto a la prevención de enfermedades cardíacas, como fibra (reduce la absorción del colesterol facilitando su expulsión), lecitina (favorece la solubilidad del colesterol aumentando su metabolismo y su eliminación)  y fitoesteroles. Estos últimos componentes, los fitoesteroles (estanoles y esteroles), son componentes estructurales de las células vegetales y tienen una estructura físico-química similar a la del colesterol e interfieren en su absorción intestinal.

Si consumimos legumbres alrededor de 4 veces por semana estaremos dando pasos hacia una mayor seguridad funcional de nuestro sistema cardiovascular. Además, existen multitud de técnicas de preparación para éstas, ya sea en platos principales como cremas, sopas, potajes y ensaladas o como guarnición de los segundos platos junto con huevo, carnes o pescados. Simplemente se trata de dejar volar la imaginación para encontrar aquellas cocciones y combinaciones que hagan más atractivo el consumo de este alimento tan beneficioso.

Por hoy es todo, vuelvo mañana con más cosas.

El miércoles, día 14, es el día mundial de la diabetes y, por ello, tendremos una entrada sobre esta enfermedad, ¡estad atentos! 🙂

¡Muchas gracias por vuestra visita!



El rincón de floricienta

La vida no es más que estúpidos momentos de compleja irrealidad.

Nutritional Coaching

blog de nutrición, formación nutricional, cursos, artículos

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

DINUT Dietista-Nutricionista

Dieta personalizada: pérdida de peso, nutrición clínica y deportiva. Consulta en Barcelona y Mataró

BLOG SOBRE ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN DEL HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE VALENCIA

La Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario de Valencia

21 Inspiraciones

Para una vida plena y saludable

blogalimentosinocuos

The greatest WordPress.com site in all the land!

Trendy Taste

Fashion Blog by Natalia Cabezas

¿Cómo Como?

Dietista-Nutricionista en Badajoz

Mi dieta cojea

(Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia) por un Dietista-Nutricionista

AEDN informa

Aprende a comer bien