¡Buenos días a tod@s!

Hoy quiero hablaros de otro de los nutrientes más importantes, las proteínas, y de cuál es su papel.

La función por excelencia de las proteínas es la estructural, es decir, se encarga de la formación y reparación de los tejidos por lo que es fundamental para el crecimiento, el desarrollo y la cicatrización. Además, muchos componentes corporales (pelo, uñas, hormonas, neurotransmisores y anticuerpos) son de naturaleza proteica. Debe asegurarse pues el aporte diario correcto de este nutriente a través de la dieta para hacer posible que se repongan todas las estructuras que se reciclan constantemente.

Es deseable que el aporte sea de proteínas de alto valor biológico, es decir, que contengan todos los aminoácidos (unidades estructurales de las proteínas) esenciales (no pueden sintetizarse) necesarios para la formación de nuevas proteínas por nuestro organismo. Estas proteínas de alto valor biológico se obtienen a través de alimentos de origen animal: huevos, lácteos, carnes y pescados. Contrariamente, los alimentos de origen vegetal, excepto la soja, son deficitarios en algún aminoácido esencial. Por ejemplo, las legumbres y los frutos secos no contienen Metionina, mientras que lo que no contienen los cereales y las semillas es Lisina. Por esto suele recomendarse la combinación de estos alimentos, por ejemplo lentejas y arroz, para conseguir platos nutritivos con un aporte proteico adecuado.

Muchas gracias por vuestra visita y ¡hasta mañana!

Anuncios